¿Es necesario actualizar Windows 10 y 11?

¿Es necesario actualizar Windows 10 y 11?

La respuesta corta es SI, no solamente es necesario sino imprescindible actualizar Windows 10. Windows 10 y Windows 11 son grandes sistemas operativos con muchas características y beneficios.

Sin embargo, hay diferentes tipos de actualizaciones que puedes realizar en él, y no todas son iguales. En este artículo, le echaremos un vistazo a los diferentes tipos de actualizaciones de Windows 10 y 11 disponibles y lo que ofrece cada una.

También hablaremos de cómo actualizar Windows10 y 11 utilizando cada método.


Configuración de Windows Update

A partir de aquí me referiré a Windows 10, pero los procedimientos son idénticos para Windows 11.

Windows 10 es un sistema operativo muy versátil y se puede actualizar de muchas maneras diferentes. Puedes optar por actualizar el sistema de forma manual o automática, y hay varios tipos de actualizaciones disponibles para que elijas. Vamos a ver los diferentes tipos de las actualizaciones de Windows 10 y cómo puedes actualizar tu sistema.

Actualizaciones de seguridad, de calidad, opcionales y de versión para Windows 10

Actualizaciones de seguridad

El primer tipo de actualización es una actualización de seguridad. Éstas son publicadas periódicamente por Microsoft para corregir las vulnerabilidades que se han descubierto en el sistema operativo. Es importante mantener el sistema actualizado con los últimos parches de seguridad para protegerse de ataques potencialmente dañinos.

Estas actualizaciones se publican el segundo martes de cada mes para las versiones en inglés EEUU. El resto de traducciones suelen verse al día siguiente. En España, habitualmente las tenemos disponibles el segundo miércoles de cada mes.

De todos los tipos de actualizaciones, son las más importantes de instalar. Ya que corrigen defectos que pueden afectar al funcionamiento del equipo o vulnerabilidades que afectan a la seguridad de nuestra información.

Actualizaciones de calidad

El segundo tipo de actualización es una actualización de características o también conocidas como actualizaciones de calidad. Se publican con menos frecuencia que las actualizaciones de seguridad, pero añaden nuevas características y funcionalidades a Windows 10. Las actualizaciones de características también pueden incluir correcciones de seguridad, por lo que es importante instalarlas tan pronto como estén disponibles.

Según el tipo de actualización se publican la tercera o cuarta semana de cada mes.

Actualizaciones opcionales

El tercer tipo de actualización es una actualización opcional. Estas no son esenciales para el funcionamiento de su sistema, pero puede ser beneficioso para ti instalarlo. Las actualizaciones opcionales pueden incluir nuevos controladores, aplicaciones actualizadas y otras características que no son críticas para el funcionamiento de tu sistema. Puedes elegir instalar las actualizaciones opcionales a tu discreción.

Actualizaciones de versión

Dos veces al año se publican grandes actualizaciones de Windows que incorporan cambios visuales, de diseño, incorporan nuevas funcionalidades y nuevas aplicaciones que complementan al sistema operativo.

Originalmente se nombraban con cuatro cifras, de las cuales las dos primeras correspondían al año de publicación y las dos segundas al mes. Pero en 2020 se cambió la nomenclatura en la segunda versión del año.

A partir de entonces se comenzaron a nombrar con la letra H y un numero correspondiente a la primera o la segunda versión del año. En 2020 la primera versión recibió el nombre de 2004 (Abril de 2020) y la segunda gran actualización fue la 20H2.

Cuando se lanza una nueva versión de Windows 10, tienes la opción de actualizar tu instalación existente a la última de forma manual. Para ello, tienes que ir a Inicio -> Configuración -> Actualización y seguridad -> Windows Update y seleccionas la opción “Buscar actualizaciones”. Si hay una actualización disponible, se descargará e instalará automáticamente. Probablemente te pida que reinicies el ordenador varias veces para completar el proceso en su totalidad.

También es posible actualizar la versión Windows 10 a la última publicada manualmente descargando la última versión del sitio web de descargas de Microsoft y ejecutando el archivo de instalación.

Actualización manual

Para actualizar tu sistema Windows 10, puedes utilizar la herramienta Windows Update. Esta es una herramienta integrada que buscará e instalará las actualizaciones disponibles por tí. Para acceder a la herramienta Windows Update, ve a Inicio -> Configuración -> Actualización y seguridad -> Windows Update.

También puedes descargar e instalar las actualizaciones manualmente desde el sitio web de Microsoft. Para ello, ve a la página de descarga de Windows 10 y selecciona la actualización que precises. Una vez completada la descarga, ejecuta el instalador y sigue las indicaciones para instalar la actualización.

La importancia de actualizar el sistema operativo

Es importante mantener tu sistema al día con los últimos parches de seguridad y actualizaciones de funciones. Al hacerlo, puedes ayudar a proteger tu sistema contra posibles ataques y asegurarte de que sigue siendo compatible con el nuevo hardware y software. Por lo tanto, mi recomendación es actualizar el sistema con regularidad.

Métodos de actualización de Windows 10: Actualizaciones manuales y automáticas.

Cuando se actualiza Windows, hay dos formas principales de entregar las actualizaciones: manuálmente y automáticamente

Las actualizaciones manuales requieren que pases por el proceso de encontrar la actualización en línea, descargarla y luego instalarla en tu PC. Esto puede llevar mucho tiempo y requiere algunos conocimientos técnicos

Las actualizaciones automáticas, por otro lado, se producen sin ninguna interacción del usuario e instalan las actualizaciones en segundo plano mientras tu ordenador continúa trabajando. Las actualizaciones automáticas son el método de actualización recomendado, ya que es menos probable que causen problemas en tu ordenador.

Como detener las actualizaciones en Windows 10

Si tienes problemas con las actualizaciones automáticas o simplemente no quieres que se produzcan automáticamente, puedes desactivar esta función e instalar las actualizaciones manualmente. Para desactivar actualizaciones automáticas, ve a Inicio -> Configuración -> Actualización y seguridad -> Windows Update y selecciona la opción “No buscar nunca actualizaciones” en la versión Enterprise de Windows 10.

En Windows 10 Pro podrás pausar las actualizaciones durante 7 días (en naranja en la imagen del artículo).

En Windows 10 Home no puedes desactivar la descarga de actualizaciones.

Una vez hecho esto, tendrás que buscar e instalar manualmente las actualizaciones cuando estén disponibles.

Desinstalar actualizaciones en Windows 10

Para desinstalar una actualización específica que ya ha sido instalada en tu ordenador, ve a Inicio -> Configuración -> Actualización y seguridad -> Windows Update y selecciona el enlace “Ver su historial de actualizaciones” (en azul en la imagen del artículo). Desde aquí, puedes ver una lista de todas las actualizaciones que se han instalado en tu ordenador y desinstalar las que ya no quieras.

Para terminar

Actualizar tu versión de Windows es importante para mantener la compatibilidad y proteger tu ordenador de posibles ataques. Las dos formas principales de actualizar Windows son manualmente y automáticamente. Las actualizaciones automáticas son el método recomendado, ya que es menos probable que causen problemas en tu ordenador. Si decides actualizar manualmente, asegúrate de hacerlo con precaución para evitar posibles problemas.

Cómo elegir una Impresora Multifunción – 2022

Cómo elegir una Impresora Multifunción – 2022

Si necesitas una impresora multifunción, pero dudas si escoger una impresora láser, una impresora láser color, una impresora de fotos o una impresora wifi. No te preocupes, vamos a intentar aclarar cuales son las diferencias y las ventajas.

Impresora Multifunción

¿Qué tipo de Impresora Multifunción necesitamos?

Así que vayamos por partes. Partamos de lo obvio y nos iremos adentrando en aquellos aspectos en los que a veces no caemos.

Necesitamos imprimir y necesitamos escanear documentos, aunque sólo sea de manera ocasional.

¿Impresora láser color o blanco y negro?

Así que lo primero que tenemos que preguntarnos es si vamos a necesitar imprimir en color o no. Porque en el caso de no necesitarlo, porque por ejemplo sólo vamos a imprimir albaranes o cartas sin logotipo en color, entonces la primera elección es fácil: una impresora multifunción láser blanco y negro.

Hay que tener en cuenta que, aunque la impresora multifunción no sea laser color, no implica que el escáner vaya a serlo también. Lo habitual es que sea en color.

Este tipo de impresoras multifunción utilizan cuatro cartuchos de tóner independientes basándose en el modelo CMYK, para los colores: Cian, Amarillo, y Magenta, y el Negro que habitualmente se usa o bien para aumentar el contraste en los documentos en color o para las impresiones en texto o escala de grises.

¿Cuántas copias vamos a imprimir?

En segundo lugar, tendremos que ver cuantas copias vamos a imprimir diariamente o al mes. No es lo mismo imprimir cuatro hojas al día que textos de 100 páginas. En el primer caso la velocidad de impresión no será un factor determinante, pero en el segundo caso, si no queremos eternizarnos hasta que termine de imprimir todas las hojas, necesitaremos una impresora rápida.

¿Qué velocidad es la adecuada y cómo se mide?

Hay que tener en cuenta que la velocidad de impresión se mide en páginas por minuto (ppm) y que realmente hace referencia a la velocidad del motor y a ello hay que añadirle el tiempo que tarde la impresora en componer la página.

No es lo mismo componer un albarán que una fotografía en color a alta densidad. En una impresora multifunción láser con idéntico ppm tardará más en imprimirse la fotografía.

Tampoco tarda lo mismo en imprimirse un documento en color que uno en blanco y negro.

¿Impresora Multifunción con Full Duplex o no?

La siguiente cuestión es si vamos a necesitar imprimir por ambas caras del papel o sólo por una. A la capacidad de poder imprimir por ambas caras se le denomina Full Dúplex y es importante en según qué documentos, como por ejemplo textos legales, cartas, contratos, etc. Si lo necesitamos, es una elección obligatoria.

¿Qué es la resolución de impresión?

Ahora nos vamos a hablar de la calidad de la impresión. Esto hace referencia a la resolución de la impresora multifunción láser. Cuanto mayar sea la resolución mejor será la calidad del resultado.

La resolución de una impresora láser se mide en puntos por pulgada (ppp). Si imaginas un cuadrado de una pulgada por una pulgada (2,54 cm x 2,54 cm) y las especificaciones de la impresora te indican que tiene una resolución de 600 ppp ésta tendrá la mitad de nitidez en texto y fotografías que una de 1.200 ppp.

Aunque en general todas las impresoras permiten configurar un modo ECO o draft que imprime a menor resolución de la que es capaz y proporciona un importante ahorro en tóner y permite hacer copias más rápidas ya que tardará menos en componer la página.

¿Cuántas personas van a usar la impresora multifunción?

Si vas a usarla solamente tú, entonces no necesitas que la impresora tenga funcionalidades de red. Con la conexión USB será suficiente
Tan solo ten en cuenta el espacio que va a ocupar la máquina y que tengas suficiente para ubicarla.

Pero si la impresora multifunción va a ser compartida por varios usuarios, entonces la mejor opción es que tenga conexión LAN por cable RJ45 conectado al switch o al router.
O mejor aún, una impresora WIFI, que incluya conexión inalámbrica. De esta manera ya la puedes ubicar donde mejor te convenga, con tal de que tenga un enchufe de corriente cercano y tengas una buena señal WIFI.

Existen multitud de opciones que probablemente veamos en otros artículos, pero con estas ideas fundamentales seguro que no fallas al escoger una impresora láser multifunción, ya sea laser color o blanco y negro.

En este artículo te explicamos todo lo relacionado con los diferentes tipos de impresoras y tecnologías de impresión: Elija la impresora de oficina perfecta.

Cómo hacer una captura de pantalla en Windows 10

Cómo hacer una captura de pantalla en Windows 10

La aplicación de recorte de pantalla estándar de Windows 10 para capturar pantallas es Recorte y anotación. Te mostraré cuatro métodos de ejecutarla y cómo utilizarla.

Es una aplicación sencilla, pero que resuelve la mayoría de las necesidades que nos podemos encontrar.

Aplicación Recorte y anotación

Cómo iniciar Recorte y anotación

Tenemos cuatro formas de iniciarla. Según nos convenga utilizaremos una u otra. Vamos a verlas:

Asignándola a la tecla de Imprimir Pantalla

La opción más versátil.

Por defecto, la tecla Imprimir Pantalla (en el teclado como Imp Pt) está asignada a su función tradicional, que, en la pulsación simple, es copiar al portapapeles el contenido completo de la pantalla.

Pero podemos cambiar ese comportamiento para que en su lugar nos abra el programa Recorte y anotación.

Esto lo podemos hacer en la configuración de Windows 10. Para ello pulsamos en el menú Inicio y posteriormente en el icono del engranaje Configuración.

Vamos a Accesibilidad y en el menú lateral escogemos la opción Teclado  y en las opciones de teclado que nos muestra veremos que una de ellas es “Acceso directo para imprimir pantalla”.

La activamos y a partir de ese momento cada vez que pulsemos la tecla <Impr Pant>, nos ejecutará la utilidad de recortes.

Desde el área de notificaciones

El “Centro de actividades” o “área de notificaciones” ofrece, además de avisos, acceso rápido a diversas aplicaciones.

Uno de esos accesos es el de Recorte de pantalla.

Mediante combinación de teclas

Con la combinación de teclas siguiente: la que tiene el icono del logotipo de Windows + la tecla de mayúsculas (la que tiene la flecha ancha hacia arriba) + la tecla de la letra s

Con las dos primeras presionadas, pulsamos la tecla s.

Esto nos abrirá la utilidad de recortes.

Abriéndola desde el menú Inicio

Puesto que es una aplicación más de las que incorpora Windows 10, la podemos encontrar con el resto de las aplicaciones del sistema operativo.

Pulsando sobre el icono de Windows en la parte inferior izquierda de la pantalla la encontraremos en el grupo correspondiente por orden alfabético.

Cómo usar Recorte y anotación

Cómo crear un recorte de pantalla

Captura en Recorte y anotación

Al iniciar la aplicación nos ofrece cuatro iconos con las funciones de izquierda a derecha:

  • Recorte rectangular: Con esta opción podemos hacer un recorte del tamaño y posición que deseemos, pero de forma rectangular.
  • Recorte de forma libre: La forma del recorte será la que deseemos, tan sólo tenemos que recortarla utilizando el ratón. La utilidad nos guiará para crear una forma cerrada.
  • Recorte de ventana: Nos creará un recorte con la ventana que seleccionemos con el ratón
  • Recorte de pantalla completa: El recorte creado será de toda la pantalla.

Cómo editar un recorte de pantalla

Edición en Recorte y anotación

 Una vez creado el recorte, éste se cargará en la pantalla de edición, donde podremos:

  • Crear trazos seleccionando el color y el grosor con las herramientas:
    • Bolígrafo
    • Lápiz
    • Marcador de resaltado
  • Borrar zonas con el borrador
  • Utilizar la regla para hacer mediciones
  • Utilizar la herramienta recorte para seleccionar tan sólo una parte de la captura de pantalla y ajustar más el resultado.

Una vez finalizado el trabajo, el resultado lo podemos copiar al portapapeles para después pegarlo en otro programa, compartirlo mediante otras aplicaciones como email, imprimirlo o guardarlo en los formatos JPG, PNG o GIF.

En el navegador Edge, se abrirá con la funcionalidad de capturar una área o la página completa.

Como ves, es una herramienta bastante completa y una forma de hacer una captura de pantalla gratis, ya que viene incluida en el sistema operativo.

Como siempre, me despido por hoy, esperando que os haya gustado y sobre todo que os sea de utilidad.

Cómo realizar copia de seguridad en Windows 10

Cómo realizar copia de seguridad en Windows 10

No tener copia de seguridad puede ser la peor pesadilla que puede encontrarse un profesional si al encender el ordenador se encontrase con un fallo irrecuperable del disco duro. O que tus archivos de datos se han eliminado por un virus, un ramsonware o simplemente por un borrado accidental.

Has perdido días, meses o incluso años de trabajo. Y lo que es peor, probablemente la capacidad de realizar el trabajo diario hasta recuperar esa información.

Ante esos problemas, sólo hay una solución: Tener una copia de seguridad actualizada.

Es decir, tener los datos a buen recaudo en un dispositivo y lugar distinto.

Copia de Seguridad Windows 10

Cómo hacemos la copia de seguridad

En el mercado existen soluciones avanzadas para hacer copia de seguridad, que solucionan distintas problemáticas, permiten programaciones avanzadas, múltiples destinos, etc.

Pero, Windows 10, incorpora una herramienta de copia de seguridad bastante eficaz para hacer y restaurar una copia de seguridad completa si la necesitamos o restaurar algún archivo o carpeta en concreto.

Qué vamos a necesitar:

  • Necesitamos para ello un disco duro externo, como un disco USB con capacidad libre suficiente para almacenar las copias de nuestros datos.
  • O bien, una unidad de red externa, como puede ser un dispositivo NAS.

El backup de Windows 10 se encuentra en el menú Inicio (). Desde ahí entramos en el icono de Configuración () y accedemos a la opción Actualización y seguridad.

Nos encontramos en este menú con la opción Copia de seguridad. Accedemos a él.

 Una vez allí, pulsamos sobre Agregar una unidad y seleccionamos el disco externo que previamente hemos conectado a nuestro ordenador.

Una vez que hayamos conectado nuestro disco duro externo, podremos activar o desactivar las copias de seguridad según nos convenga y en Mas opciones, podremos cambiar tanto la frecuencia de las copias como añadir más carpetas a las que ya nos ofrece por defecto.

Opción copia de seguridad

Entre las opciones de frecuencia de la copia de seguridad, podemos elegir entre un mínimo de 10 minutos hasta una frecuencia de backup diarios.

Escoger una frecuencia u otra dependerá, de que en el caso de un desastre, como un borrado accidental o el fallo de una unidad de disco duro, hasta cuanto tiempo de trabajo o de datos podemos permitirnos perder. Como indicaba antes, oscilan entre los diez minutos y un día.

También tenemos la opción de elegir cuántas copias queremos mantener en la unidad. Con esta configuración, podremos dar marcha atrás hasta una copia de seguridad (o backup) de una fecha determinada. Esto es importante, ya que si un archivo se ha corrompido, ha resultado encriptado por un malware o simplemente contiene un dato incorrecto, tendremos la oportunidad de retroceder hasta el momento en que ese dato se encontraba en un estado correcto.
Las opciones en este caso van desde mantenerlas durante un mes hasta para siempre, que es la opción que viene predeterminada. Estas opciones rotarán las copias manteniendo siempre backup durante el periodo que hayamos indicado.

Otra opción interesante es escoger qué carpetas deseamos que sean incluidas en el backup. Por defecto nos incluye las de nuestro perfil de usuario ( las carpetas documentos, escritorio, etc. ). Pero es muy probable que deseemos incluir alguna otra carpeta que incluya datos de alguna aplicación o porque simplemente nosotros guardamos nuestros documentos en otra carpeta distinta.

Como ves, es sencillo y ya lo tenemos incorporado en nuestras Windows 10.

Es importante tener en cuenta, que para realizar copias de seguridad de bases de datos SQL, de archivos que se encuentren abiertos, o que el almacenamiento de las copias de seguridad se haga en ubicaciones distintas, tendremos que irnos a otro tipo de soluciones de backup, la mayor parte de ellas de tipo comercial.

Desde las opciones del sistema operativo Windows 10 existe la opción de sincronizar archivos en la nube con OneDrive directamente, pero en esta ocasión hemos visto cómo hacer copia de seguridad para volúmenes de información de tamaño que si realizáramos la transferencia de datos por Internet, llevaría demasiado tiempo y por lo tanto la opción más adecuada es hacerlas de manera local.

Como recuperar archivos de la copia de seguridad

Para recuperar archivos de una copia de seguridad previa, tan solo tendremos que teclear en el icono de la lupa de la barra de tareas para buscar “Restaurar los archivos con Historial de archivos”.

Allí tenemos el historial de nuestras copias de seguridad previas y tan solo tenemos que seleccionar qué archivo queremos recuperar para que vuelva a su ubicación original.

Sencillo, ¿verdad?

Espero que te sea útil y que con esto no dejes de tener asegurados tus datos.

Backup en Windows 10 – Microsoft

Cómo resolver problemas con Asistencia Rápida en Windows 10

Cómo resolver problemas con Asistencia Rápida en Windows 10

Seguro que alguna vez, has necesitado que te ayuden en tu ordenador o, al contrario, te han pedido ayuda a tí. La utilidad Asistencia Rápida incorporada en Windows 10 es tu salvación gratuita.

Siempre podemos encontrarnos con algún problema que no sabemos resolver, un error inesperado que no sabemos a qué es debido, o cualquier tarea dentro de una aplicación que no logramos finalizar. Y te habrás preguntado: ¿Cómo puedo dar entrada a mi ordenador a alguien para que me ayude?, pues es más que fácil.

Asistencia Rápida

Pasos en el equipo que recibe asistencia rápida y en el que la proporciona

Sólo necesitas poco más que tres cosas que seguro que tienes y presionar las tres teclas mágicas, la primera de esas cosas es un sistema operativo Windows, la segunda una conexión a internet, y la tercera una cuenta de Microsoft, por último, las tres teclas mágicas son: Windows+Control+Q

¿Cómo puedes acceder en remoto a un ordenador? O ¿cómo puedes permitir que alguien acceda a tú ordenador?, abreviado:

1.Presiona Windows+Control+Q

2.Facilita tu cuenta de Microsoft si se te solicita

3.Pulsa en Proporcionar Asistencia/Obtener Asistencia

3.Facilita el código

4.Permite Control o mostrar pantalla

Pues bien, lo dicho, si trabajamos con Windows, el propio sistema operativo, nos proporciona una aplicación con la que podemos ver o manejar otro ordenador a distancia, o como se dice normalmente, “en remoto”, y además es legal y es gratis.

Para ello, sólo necesitamos, Windows en ambos ordenadores, conexión a internet y una cuenta de Microsoft (no puede utilizarse con cuentas locales), si no dispones de la cuenta de Microsoft, siempre puedes crear una cuenta de Microsoft, es muy fácil y es gratuita.

¿Cómo puedes acceder en remoto a un ordenador o cómo pueden acceder a tu ordenador?, con imágenes:

  1. Ambos, presionáis las teclas Windows+Control+Q (“Atajos” de teclado en Windows), se abrirá lo que Microsoft denomina “Asistencia rápida”, con este aspecto:
    Asistencia Rápida

    *Es posible que antes de abrirse nos pida nuestra cuenta de Microsoft.
  2. Si vamos a ofrecer nuestra ayuda, pulsaremos en el botón de abajo “Ayudar a otra persona”, y se pasará a otra ventana, en la que se nos proporciona un código, que tendremos que facilitar a la persona que solicita ayuda desde el otro ordenador y ésta tendrá que introducirlo en el primer recuadro y presionar el botón “Compartir pantalla”, este es el aspecto de esta nueva ventana:
    Asistencia Rápida código de seguridad

    *Este código, tiene una duración limitada, si excedemos el tiempo concedido, tendremos que cerrar la aplicación y volver a entrar para generar un nuevo código.
    Podemos comunicar este código a la persona que está en el otro ordenador como queramos, por teléfono, por correo electrónico…
  3. Hecho esto, se iniciará la conexión y una vez establecida, podremos elegir, según la situación o lo que se requiera, controlar el ordenador o sólo ver la pantalla.

¡Así de sencillo!.

Ya que ha sido tan fácil, ahora vamos a entrar en el aspecto técnico, que aunque no terminemos de entenderlo o sea algo más aburrido, siempre es bueno, que al menos “nos suenen” los conceptos, y así ir cogiendo algo de “culturilla” del sector.

Esta aplicación, “Asistencia Rápida”, utiliza para su comunicación el puerto 443 (https) y conecta con el servicio de asistencia remota con el protocolo de escritorio remoto (RDP), cifrando el tráfico con TLS 1.2.

Proceso de Asistencia Rápida

Métodos alternativos de iniciar Asistencia Rápida

Otras formas de abrir esta aplicación de “Asistencia rápida” o “Asistencia Remota” son:

  • Escribe “Asistencia rápida” en el cuadro de búsqueda y presiona ENTRAR.
  • En el menú Inicio, selecciona “Accesorios de Windows” y, a continuación, selecciona “Asistencia rápida”.
Menú Inicio Asistencia Rápida

Conclusión

Así, hemos visto, para cuando lo necesitemos, lo fácil que es entrar a un ordenador o dejar que entren al tuyo, cuando tengamos un problema que no sabemos resolver por nuestros medios.