¿Qué es IMAP y POP3? – ¿Cuál es mejor IMAP o POP3?

15,Sep,21 | Internet, Software | 0 Comentarios

Seguramente has visto que tu programa de correo electrónico te ofrece la posibilidad de ambas configuraciones o bien tu proveedor de servicios de email en la documentación que te facilita hace referencia a POP3 e IMAP y te preguntas cual elegir y cual te conviene más. Vamos a explicarlo evitando los términos técnicos en la medida de lo posible.

Email

POP3 e IMAP son métodos (protocolos) con los que se comunica un programa de correo (cliente de email) con tu buzón de correo electrónico, de manera que puedas acceder y abrir los emails que hayas recibido.

Es importante tener en cuenta que no es necesario elegir entre uno u otro y que podemos configurar un dispositivo con un sistema y a la vez otro dispositivo con el otro protocolo.

Por ejemplo, aunque luego ampliaremos esto, un programa de correo, como Outlook, lo podemos configurar para recoger el correo por POP3 y la aplicación de correo del teléfono móvil para consultar los emails recibidos por IMAP. Esta es una configuración muy habitual.

Veamos las características de cada uno de ellos:

El protocolo POP3

Si pensamos en el buzón de nuestro correo electrónico como si fuera el buzón que tenemos en casa para el correo físico o correo postal, el protocolo POP3 funciona de la misma manera.

Abrimos el buzón con nuestra llave que en el caso de POP3 ésta la conformarán nuestro usuario y contraseña de acceso a la cuenta de email.

Recogemos el correo y dejamos vacío el buzón.

Mediante POP3 hacemos la misma tarea, accedemos al buzón del correo electrónico, recogemos los correos que hayan llegado y a continuación los tenemos disponibles para su lectura en nuestra aplicación de correo como Outlook, Thunderbird o la aplicación gratuita que viene incorporada en Windows 10: Correo.

A diferencia del correo postal de papel, cuando configuramos la aplicación de correo que vayamos a usar, podemos elegir si vaciamos el buzón o conservamos los correos ya recogidos durante un periodo de tiempo determinado en el buzón. Estos correos los marcará la aplicación como ya recogidos y no los volverá a descargar.

Si habitualmente accedemos al email desde un PC y vamos a visualizarlos también desde otro dispositivo, como el teléfono móvil, podemos configurarlo para que mantenga los últimos correos unos días y tengamos esos correos disponibles desde el teléfono móvil o una tablet.

Teniendo en cuenta que nuestro proveedor de servicios de correo electrónico, quien no proporciona los buzones, permite un tamaño máximo de ocupación de los mismos, tendremos que jugar con el espacio que nos proporcione, el numero de emails que recibamos y el tamaño de los mismos para ajustar el número máximo de días que podemos mantener los correos recibidos.

Veamos cómo utilizamos los dispositivos móviles para consultar el correo electrónico.

El protocolo IMAP

Este método de acceso al buzón de correo electrónico nos permite abrir los emails directamente desde él, sin descargarlos.

Los correos nos se borrarán hasta que lo hagamos manualmente.

IMAP crea una estructura de carpetas en el buzón para los correos enviados y eliminados y el usuario puede crear también las carpetas que crea oportuno. Pero esta estructura de carpetas no se descarga por POP3 ni está relacionada en forma alguna con la estructura de carpetas que hayamos creado en nuestra aplicación de PC, como Outlook o Correo de Windows 10.

Podemos configurar este sistema de recogida no sólo en aplicaciones de dispositivos móviles sino también en cualquier aplicación de correo de Windows o Mac, pero debemos tener en cuenta que al no vaciar el buzón este puede llenarse rápidamente.

¿Qué es mejor POP3 o IMAP?

POP3 es el protocolo adecuado para recoger el correo y gestionar éste en una aplicación de escritorio, e IMAP es el adecuado para consultar el correo desde dispositivos en los que no vayamos a gestionar el correo ni almacenarlo.

Con el transcurso del tiempo, habitualmente años, el correo recibido alcanza un volumen importante. Mucho más que el que nos permite almacenar cualquier proveedor de correo, por lo que es necesario descargarlo por POP3 y gestionarlo en una aplicación como Outlook de Microsoft o la gratuita Thunderbird.

Pero ocasionalmente necesitaremos consultar los correos recibidos desde un teléfono o una tablet y ahí es donde reside fundamentalmente la utilidad de IMAP. No es la única aplicación que tiene, pero sí la más habitual.

¿Y si necesito acceder a todas las carpetas de mi correo, calendario y contactos?

Para eso necesitas sistemas creados específicamente para ello por distintos fabricantes. El más habitual es Microsoft 365 del que hablamos en este artículo.

Seguramente has visto que tu programa de correo electrónico te ofrece la posibilidad de ambas configuraciones o bien tu proveedor de servicios de email en la documentación que te facilita hace referencia a POP3 e IMAP y te preguntas cual elegir y cual te conviene más. Vamos a explicarlo evitando los términos técnicos en la […]

error: Content is protected !!